Manchester United y Manchester City dejaron de lado su rivalidad para unirse en la lucha contra la pandemia; Hulk acaparó los reflectores.