Cristiano Ronaldo puede sentarse en la mesa de Pelé o Maradona, además, el Super Tazón ya se comienza a sentir en las calles de Tampa Bay.