Las bajas de los "Reds" y sus posibilidades de levantar o no títulos esta temporada tienen muy preocupado a su entrenador Jürgen Klopp.