El árbitro recurre a una televisión casera durante un partido en el llano y se vuelve viral.