La alta jearquía del Guadalajara espera que en un futuro cercano vuelva al redil el hijo pródigo, Javier Hernández Balcazar.