El delantero mexicano ha causado un tremendo furor en EEUU y durante la ceremonia se le vio muy emocionado.