Horarios

El jugador mexicano tiene el permiso y la "bendición" de su club que era lo que necesitaba para dibujarle una sonrisa en el rostro.