Las selecciones van con sus jugadores estelares a la Copa América: Brasil es el equipo más valioso del torneo y Bolivia es el más "barato".