El presidente de La Máquina, Guillermo Álvarez, sentenció que no desea ganar la Liga MX por decreto.