Más de 6 millones de dólares pagará Tiburones para evitar el descenso, sin importar que ha tenido problemas con la Federación Mexicana de Fútbol.