El atacante de Pachuca ha sido una víctima constante de faltas en contra partido tras partido, por lo que se ha visto mermada su capacidad de tolerancia y eso le salió caro para el siguiente duelo de Tuzos.