La próxima sede del "Team USA" para los octavos de final del Mundial Femenino es mundialmente famosa por algo más que fútbol.