Tal parece que América es víctima de su propio éxito y en las últimas semanas han padecido la baja de jugadores importantes.