Los Reds Devils golearon 4-0 al Chelsea y arruinó el debut del técnico más joven de la Premier League.