Les costó mucho a los semifinales de la Champions League ganar los partidos de sus respectivas ligas.