El tenista croata asegura que aunque dio todo lo que tenía en la cancha la fortuna le dio la espalda.