La australiana se mostró contenta luego de alzarse con la corona y destacó el gran juego que realizó su contrincante Carolina Wozniacki.