Un partido de tenis profesional al aire libre en Florida quedó interrumpido por los sonidos de una pareja que estaba teniendo relaciones sexuales en su apartamento en las cercanías.