Peculiar reacción de la tenista rusa, quien regresó a las canchas luego de una suspensión, cuando el representante del diario inglés le iba a realizar una pregunta.