La tenista rusa manifestó estar contenta con su esperada vuelta al circuito de la WTA, tras ser suspendida por dopaje