Horarios

El tenis español pondría estar ligado a una posible manipulación de partidos. Foto: Getty Images

Martín Onti: El Tenis al diván

MADRID, España.- Los juegos de azar son una tentación para todo aquel que se precie de tentar su propia fortuna. Casi nadie podría presumir de no haber estado alguna vez en su vida en situación de arriesgar una moneda para desafiar a la suerte. El problema, cuando este escapa a la sana propuesta lúdica, llega cuando la necedad convence a la deshonestidad de que la apuesta es el camino más cercano al triunfo y las casas de apuestas se transforman en la mejor y más accesible herramienta para abrazar tamaña afrenta.

Remontándonos a épocas de nuestros ancestros, tan lejanos como al neolítico, descubrimos que en aquel entonces se apostaba usando un hueso que se ubica en el pie y tiene forma de dado, llamado astrágalos, para hacer sorteos sobre las actividades de aquellos tiempos o, para hacerlo más palpable a nuestro conocimiento popular, referirnos a los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia.

En Europa la casa de juegos más antigua conocida, de cara a la galería, es la de William Hill, la cual data del año 1934 cuando las apuestas estaban prohibidas en Inglaterra.  Sin embargo, desde mucho antes existían casas de apuestas ilegales en Estados Unidos, las cuales estaban en manos de famosos negociantes como el bielorruso-estadounidense Meyer Lansky, quien al lado de unos tales Charles “Lucky” Luciano y de Bugsy Siegel -¿Quién no se acuerda de ellos?- construyeron un imperio basado en el lavado del dinero de la Mafia.

En el aspecto legal del juego, en cambio, nos encontramos con el Casino de Montecarlo, en el Principado de Mónaco, que fue construido en el año 1878. Luego, y finalmente, las apuestas deportivas llegan a las redes sociales de la mano de la actual Bwin, que vio luz en el año 1997, con sede en Gibraltar. El resto, ya es demasiado conocido como para exponer más referencias sobre el caso en que la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid acaba de descubrir en relación a las apuestas amañadas en varios portales de Internet.

Por lo tanto, a nadie debería tomar por sorpresa el escándalo que se podría avecinar tras la detención en España de 34 personas que ponen al tenis español en el ojo del huracán y en el que siete de ellos, en apariencia destacados profesionales que se prestaban a la manipulación de partidos, habrían sido los principales protagonistas para el ilícito enriquecimiento de los fantasmas que ingresan por la puerta de servicio en las casas de apuestas.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!