El equipo de la Gran Bretaña posa junto a la Copa Davis