Horarios

Sáb.Sep.18 9:55 PM EDT
Dom.Sep.19 11:00 AM EDT
Dom.Sep.26 1:00 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT

Santa Fe y Huracán definen al campeón de la Copa Sudamericana

BOGOTÁ, Colombia.- El 15 de agosto de 2015 Huracán perdió 3-0 ante Nueva Chicago, el entrenador Néstor Apuzzo renunció y el defensa y capitán Eduardo Domínguez decidió retirarse para hacerse cargo de un equipo que ahora, menos de cuatro meses después, jugará la primera final de un torneo internacional de su historia.

"Es algo que me pidió el presidente. Hablé con Apuzzo y me dijo que estaba de acuerdo. Las primeras sensaciones apenas le hablé al plantel fueron raras. Fue raro hablar antes como compañero y ahora como conductor. Pero estoy contento, emocionado, con muchas ganas de trabajar y salir adelante", dijo en aquel momento.

 

Domínguez, de 37 años, hizo prácticamente toda su carrera como futbolista en Argentina, donde vistió las camisetas de Vélez Sarsfield, Olimpo, Racing, Independiente, All Boys, Atlético de Rafaela, y Huracán, en tres oportunidades distintas.

En el exterior jugó en Los Ángeles Galaxy, de Estados Unidos, y Deportivo Independiente Medellín, de Colombia.

Su estilo como entrenador es bastante similar al que pregonó cuando era defensor: le gusta que su equipo esté ordenado, con poca distancia entre los jugadores, que suban y bajen en bloque y que en la medida de lo posible presionen lejos del arco propio para recuperar rápido la pelota.

Al hacerse cargo de Huracán no innovó ni experimento con disposiciones tácticas nuevas o revolucionarias, sino que confió en los mismos futbolistas, a quienes conocía bien y sabía de lo que eran capaces por haber jugado junto a ellos.

Teniendo en cuenta el equipo que perdió por 3-0 ante Nueva Chicago y el que superó a River Plate por las semifinales de la Copa Sudamericana se mantuvo el mismo dibujo táctico y solo se realizaron tres cambios, y uno de ellos fue, justamente, debido a la salida de Domínguez.

Suele alinear a tres centrocampistas creativos, de buen pie, que manejan el ritmo del partido asegurándose la tenencia de la pelota gracias a su precisión en los pases, apoyados por otros dos centrocampistas con características más defensivas, pero con buena técnica, que se posicionan por detrás de ellos.

Pero también apuesta a los pelotazos largos a su único delantero neto, Ramón 'Wanchope' Ábila, la figura del equipo, que gracias a su poderío físico y su capacidad goleadora disputa ahora el título de máximo realizador con el colombiano del Santa Fe Wilson Morelo.

Domínguez, que hace poco más de un año levantaba el trofeo de la Copa Argentina como jugador, capitán y emblema, buscará ahora hacer que Huracán salga campeón de un torneo internacional por primera vez en su historia. 

Por otro lado, a sus 61 años el entrenador uruguayo Gerardo Pelusso espera hacer este miércoles en Bogotá una jugada a tres bandas, propia de los consumados jugadores de billar.

A expensas de Huracán espera llevar al Independiente Santa Fe a su primer título internacional, de paso alzar el primero de esa categoría en su carrera y de paso poner a Colombia, por primera vez, en el palmarés de los ganadores de la Copa Sudamericana.

 

Pelusso sigue alimentando su rica hoja de vida que indica su paso por la selección paraguaya (2012-2013) y, con más éxito, la conducción de clubes de Uruguay, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay y ahora Colombia.

Pelusso, que venía de dirigir al Nacional uruguayo, llegó a Santa Fe a mediados de este año en reemplazo del argentino Gustavo Costas que había sacado al equipo campeón en el Torneo Finalización de 2014, por lo que su reto era elevar el listón.

La Copa Sudamericana, el más caro objetivo, está a la vuelta de la esquina, pero Huracán es un rival que preocupa.

"Santa Fe me produce orgullo, porque lo veo correr como si estuviéramos comenzando la temporada y, la verdad, es que hemos tenido un gran desgaste compitiendo en tres frentes. Ahora llega el momento de intentar premiar tanto esfuerzo", dijo.

Pelusso mantiene un discurso sensato y recuerda que Huracán, al que le sacó un empate sin goles en la ida, llegó a la final tras eliminar al River Plate, "el rey de América, campeón de la Copa Libertadores y de la Sudamericana, y que además jugará el Mundial de Clubes".

"Superamos a grandes equipos, como Nacional de Uruguay, Emelec de Ecuador o Independiente de Argentina. Así que también tenemos los méritos y el hambre de gloria que tiene Huracán", matizó.

Pelusso conquistó en Uruguay títulos con Danubio y Nacional en 2004 y 2009, respectivamente. En Perú hizo celebrar al Alianza Lima en 2006, y en Paraguay al Olimpia en 2011.

A nivel internacional ha participado en cinco ediciones de la Copa Libertadores con Cerro, Danubio y Nacional, así como con Alianza Lima y Universidad de Chile.

Con Nacional y la U de Chile llegó a semifinales en 2009 y en 2010, respectivamente. Pero es la primera vez que llega a una final de la Copa Sudamericana, y esta puede ser la primera copa internacional para Pelusso y Santa Fe. 

'Wanchope' Ábila, el goleador que porta la ilusión de Huracán como bandera

Con 57 goles en 193 partidos y un promedio de 0,30 tantos se ha transformado en un baluarte indispensable para este presente de Huracán, que disfruta el mejor año de toda su existencia.

"Soy un delantero y por ello, vivo del gol y para eso me pagan", "Soy un busca(vida)" y, "Plata y miedo nunca tuve" son algunas de sus frases de cabecera.

Apodado 'Wanchope' por su similitud física con el costarricense Paulo César Wanchope, Ramón Ábila transitó seis temporadas en el fútbol del ascenso argentino antes de desembarcar en la elite.

Instituto, de su provincia natal Córdoba, fue su escuela de formación, junto con el local Unión Florida.

"Cuando crecí, pasó de ser una diversión a un trabajo. Y yo pasé de no tener nada a tener algo y luego a tener mucho. Y no sé si mucho, porque nunca se sabe qué es mucho. Si sé que alguna vez tuve poco y ese poco me marcó", dijo a la revista El Gráfico.

Entre sus símbolos están Carlos Tevez, Diego Klimowicz, exjugador del Rayo Vallecano y el Valladolid, y Daniel 'Miliki' Jiménez, estos últimos dos también referentes del Instituto de Córdoba.

Su llegada a Huracán se produjo a cambio de 2,5 millones de pesos (unos 625.000 dólares de aquel momento).

La sociedad Huracán-Ábila fue uno de los pilares para que desde aquel enero de 2014, 'el Globo' tan sólo cosechara logros hasta llegar a esta final de CopaSudamericana.

Fue decisivo para ganar en tan sólo una semana la Copa Argentina, segundo título en la historia del club tras el torneo de 1973, y el ascenso a la Primera División tras tres años en la segunda.

'Wanchope' fue el goleador de aquel torneo que devolvió a Huracán a la elite. En 2015 la temporada ya le deparó la conquista de la Supercopa Argentina a expensas de River Plate.

Y luego, tras su estreno a nivel internacional en la Copa Libertadores, logró convertirse en el goleador de Huracán fuera de las fronteras argentinas, con ocho, superando por dos al legendario Miguel Ángel Brindisi.

"Siento que hice algo importante por Huracán. Pero ahora vamos a intentar escribir una página más en la historia de este club que es uno de los más grandes del país", anunció.

Morelo, el goleador que espera acabar su sequía y dar la vuelta olímpica

El delantero colombiano de Independiente Santa Fe Wilson Morelo tiene el olfato de los goleadores y la habilidad y destreza que por momentos lo hace ser individualista a la hora de pensar en resolver una jugada de gol.

Aunque hace varios partidos no consigue concretar anotaciones, su presencia en la cancha en sinónimo de peligro para sus rivales, por eso ha sido titular indiscutible en la formación del técnico Gerardo Pelusso que sabe la calidad de jugador que tiene en su equipo.

Morelo, nacido en Montería en el departamento de Córdoba, hace 28 años, inició su carrera como futbolista en 2003 a los 16 años con el Bajo Cauca de la Primera B, ahora llamado Águilas Doradas.

En 2006 debutó en la primera A con Envigado, para luego jugar en Millonarios y América, este último club con el que salió campeón en 2008 y del que pasó a Atlético Huila, Deportes Tolima y Equidad

A nivel internacional solo ha tenido experiencia en el Monterrey mexicano al que llegó a finales de 2013 con la intención de ser figura pero no lo consiguió, por lo que se devolvió a Colombia a mediados del año pasado para jugar con Santa Fe en calidad de préstamo.

Allí, de la mano del técnico argentino Gustavo Costas, Morelo encontró un gran apoyo que lo convirtió en goleador y figura del equipo con el que ganó el título del Torneo Finalización de 2014 y al que le aportó diez tantos.

Con su segundo título de campeón a cuestas, Morelo jugó la Copa Libertadores en la que Santa Fe llegó a cuartos de final, con el aporte de cuatro goles suyos.

Con la llegada del uruguayo Gerardo Pelusso que reemplazó a Costas en Santa Fe, su calidad y nivel de juego fueron ratificados.

Incluso es uno de los goleadores de la actual Copa Sudamericana al lado de José Ariel Núñez (Olimpia), Miller Bolaños (Emelec) y Ramón Ábila (Huracán), con cinco anotaciones cada uno.

La calidad en sus jugadas, la rapidez para dejar en el camino a sus rivales, pero sobre todo su búsqueda constante del arco contrario, han hecho que se fijen en Morelo equipos extranjeros, entre ellos los argentinos River Plate e Independiente de Avellaneda.

Sin embargo, el atacante de Santa Fe tiene su mente puesta única y exclusivamente en el partido del miércoles con Huracán, que puede darle a Santa Fe su primer título internacional. No piensa en lo que ha hecho antes, sino en lo que puede hacer ahora y más adelante.

"No hay que vivir de lo que se ha logrado sino que hay que buscar mejorar día a día para alcanzar cosas más importantes", ha manifestado el jugador a periodistas. 

Quién es quién en Huracán

Estas son las características de los once habituales en la formación titular del Huracán que este miércoles juega en Bogotá frente al Santa Fe el partido de vuelta de la final de la decimocuarta edición de la Copa Sudamericana.

MARCOS DÍAZ: el guardameta es una de las figuras de 'el Globo' debido a su seguridad. Da pocos rebotes y muchas de sus intervenciones han sido clave para ganar puntos y partidos.

JOSÉ SAN ROMÁN: el defensa de 27 años alcanzó este año un gran nivel. No se caracteriza por pasar mucho al ataque pero marca bien y tiene buena precisión en sus pases.

FEDERICO MANCINELLI: el punto fuerte del central es su buen juego aéreo, no solo en la faceta defensiva, sino también en la ofensiva.

HUGO MARTÍN NERVO: A pesar de sus 24 años, el central es uno de los más experimentados. Su concentración y buen posicionamiento lo convierten en un verdadero escollo para los delanteros rivales.

LUCIANO BALBI: es un lateral por izquierda que no suele llamar la atención pero que siempre aplica en la tarea de marca. Tiene buen pase corto y prefiere salir jugando antes que tirar pelotazos.

FEDERICO VISMARA: con 32 años y un pasado en varios clubes encontró en Huracán su lugar en el fútbol. Es un centrocampista sumamente técnico que cumple tanto en tareas defensivas como en la creación de juego.

MAURO BOGADO: una de sus principales virtudes es su habilidad para ocupar los espacios libres del campo. Tiene un manejo de la pelota simple pero efectivo.

PATRICIO TORANZO: es una de las figuras del equipo y el principal responsable de la creación de jugadas de peligro. El remate de media distancia y la precisión en los pases son sus principales virtudes.

DANIEL MONTENEGRO: ídolo del club, a los 36 años suele aportar chispazos de su habilidad y creatividad. Se caracteriza por su potente remate y su capacidad goleadora.

CRISTIAN ESPINOZA: el juvenil de solo 20 años y formado en el club se ganó la titularidad gracias a su velocidad, su habilidad para desbordar por la banda derecha y sus eficientes regates.

RAMÓN ÁBILA: 'Wanchope', como se lo conoce por su parecido con el delantero costarricense Paulo César Wanchope, tiene un imponente poderío físico y una gran habilidad para desmarcarse. Es el goleador de la Copa Sudamericana al lado del colombiano del Santa Fe Wilson Morelo y está en la mira de varios clubes argentinos que buscan ficharlo para la próxima temporada. 

Quién es quién en Santa Fe

Estas son las características de los once habituales en la formación titular del Santa Fe que este miércoles juega en Bogotá frente al Huracán el partido de vuelta de la final de la decimocuarta edición de la Copa Sudamericana.

ROBINSON ZAPATA: El portero de 37 años traduce su larga experiencia en la primera carta de seguridad del equipo bogotano. Sus reflejos y confianza psicológica lo hacen fuerte entre los tres palos, aunque tiene buen desempeño en las salidas.

YULIÁN ANCHICO: Juega de lateral derecho o volante. Tan fuerte en lo físico gracias a su porte, también tiene técnica para manejar el balón. A sus 31 años es referente, incluso ha sido capitán.

YERRY MINA: El defensa central ha jugado casi todos los partidos de la Copa Sudamericana. Con tan solo 21 años se ha ganado la confianza del técnico uruguayo Gerardo Pelusso. Sus 1,93 metros de estatura lo hacen seguro en el juego aéreo.

FRANCISCO MEZA: Uno de los más rocosos defensas de Santa Fe. Es líder en su área y tan joven como su socio en la zaga, es una de las alternativas de la selección absoluta.

LEYVIN BALANTA: Lateral izquierdo pero con ciertas libertades en el equipo a la hora de impulsar salidas. A sus 25 años, ha aportado su mejor trabajo a Santa Fe.

JUAN DANIEL ROA: El centrocampista de 24 años se ha convertido en pieza fundamental para aportar equilibrio en marca y salida desde la mitad de la cancha. Es preciso en los pases profundos.

YEISSON GORDILLO: Llegó esta temporada como alternativa y se ha ganado un puesto de titular por su disciplina táctica.

SEBASTIÁN SALAZAR: Con tan solo 20 años se ha ido ganando un puesto en el medio del campo del equipo por su buen manejo de balón y su juego ordenado.

LUIS MANUEL SEIJAS: El centrocampista venezolano de 29 años atraviesa su mejor momento futbolístico. Tomó el testigo del creativo argentino Omar Pérez y se ha tornado claro en la conducción del balón, incluso muy fino en el lanzamiento de tiros libres.

WILSON MORELO: El goleador del equipo atraviesa una larga sequía y se le nota ansioso e impreciso por este mismo motivo. A sus 28 años puede estar jugando sus últimos partidos debido al interés que despierta en México y Argentina.

DANIEL ANGULO: El delantero ecuatoriano ha demostrado ser muy aplicado en lo táctico, amarrando la salida de los defensas rivales y sirviendo de pívot en el juego aéreo para sus compañeros. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

lkay Gündogan y Joao Moutinho, en la mira de Juventus

Benzema pide un careo con Valbuena ante el juez

Thiago Alcántara regresó al entrenamiento del Bayern Múnich

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!