José Sand, el goleador que volvió para liderar a un Lanús arrollador

Buenos Aires, 11 abr (EFE).- A los 35 años, José Sand vive un momento soñado porque en su regreso a Lanús se transformó en el líder de un equipo arrollador, certero y ganador que demuestra en cada presentación que, por actualidad, es el mejor de Argentina.

El actual goleador del certamen con once tantos en diez jornadas, busca repetir un título que logró con la camiseta granate en el Torneo Apertura 2007.

"Mi casa siempre fue Lanús. Empieza otro sueño, estoy maduro, uno no sabe lo que va a pasar pero trabajaré el doble para dar lo mejor. Estoy agradecido con mucha gente por la oportunidad de volver", había dicho 'Pepe' en diciembre del año pasado cuando fue presentado como refuerzo.

Con un contrato por 18 meses, Sand apostó a tener una adaptación a sus nuevos compañeros y al planteamiento táctico del técnico Jorge Almirón.

Y rápidamente respondió en la cancha y en la red para ilusionar nuevamente con la posibilidad de conseguir su segunda corona en el ámbito local y el cuarto en 101 años de historia, donde además sumó a sus vitrinas la Copa Sudamericana 2013 y la Copa Conmebol 1996.

Sand, oriundo de la ciudad de Bella Vista, fue el máximo goleador del Apertura 2008 y el Clausura 2009, con 15 y 13 goles respectivamente, vistiendo la casaca de Lanús.

Luego de formarse en el Deportivo GB de Goya, una localidad vecina a su natal Bella Vista, el goleador brilló en las categorías formativas de River Plate, donde con 138 goles marcó un hito.

Pero tuvieron que pasar cinco años y cuatro clubes antes de que Sand pudiera debutar en el primer equipo de River: un breve paso por Colón de Santa Fe (1999/2000), una temporada en Independiente Rivadavia de Mendoza (2000/01), una excursión brasileña en Vitória (2001/02) y un nuevo paso por el fútbol de ascenso en Argentina en Defensores de Belgrano (2002/03).

Finalmente en River Plate disputó dos temporadas (2003/04 y 2004/05) con 57 partidos y apenas 11 goles, que no llegaron a convencer al exigente público 'millonario'.

A pesar de conseguir su primer título en el Clausura 2004, al año siguiente siguió su periplo por el fútbol argentino con un paso por Banfield (2005/06) y un regreso a Colón (2006/07).

En ese año, y pese a haber vestido la casaca del eterno rival del conurbano bonaerense, el Lanús dirigido por Ramón Cabrero apostó por su potencia y sus goles.

Las dos temporadas con Lanús y sus 59 goles en 83 partidos, lo transformaron en uno de los grandes referentes históricos del club.

En 2009, con 29 años y luego de varios rumores sobre su posible destino se dejó seducir por el dinero de los Emiratos Árabes Unidos y se fue a jugar dos temporadas en el Al-Ain, donde en 2010 logró su último título: la Supercopa local.

"Tenía 29 años, exploté en ese momento y Dios quiso eso. No me arrepiento de nada porque pude darle una tranquilidad económica a mi familia y eso era importante para mí. Obviamente, me alejó de la Selección, pero tampoco era algo que me preocupaba. Elegí bien", reflexionó sobre aquel momento hace poco en una entrevista con el diario La Nación.

Con la cuota pendiente de probar suerte en Europa, tuvo un fugaz paso por España en el Deportivo La Coruña, donde apenas jugó cinco partidos sin goles.

Tijuana de México en la temporada 2011/12 fue su última escala antes de aceptar jugar en Racing.

La sequía de cuatro goles en 24 presentaciones no le dieron más opciones que una temporada y luego comenzó un nuevo periplo que incluyó escalas en Tigre (2013), Argentinos Juniors (2014) y Boca Unidos (2014).

Finalmente, en 2015 Sand desembarcó en Aldosivi de Mar del Plata, donde se reencontró con su mejor versión y con nueve tantos en 27 encuentros volvió a decir presente en el radar futbolístico.

Era el comienzo de su última primavera antes del retiro y para coronarla era necesario volver al lugar donde fue más feliz en sus 17 años de carrera: Lanús.

Y así lo hizo en diciembre de 2015 cuando firmó su regreso a Lanús, su casa, y se comprometió a dar lo mejor.

Su reencuentro con Lautaro Acosta en ofensiva, aquel con el que brilló en su primera etapa 'granate' hoy le rinde dividendos a un equipo que es sensación con una temporada de ocho triunfos, un empate y apenas una derrota.

"Tengo muchos sueños todavía. Sin dudas no esperaba tener la posibilidad de cumplirlos tan rápido pero no hay que ser ansioso. Yo tengo que darle la serenidad y calma de la experiencia a mis compañeros", señala Sand que cierra los ojos y se imagina como artillero de un torneo que consagre otra vez a Lanús campeón.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!