Horarios

Jorge Almirón tuvo su revancha y se coronó campeón

BUENOS AIRES, Argentina.- Apenas un año tuvo que esperar Jorge Almirón para tener su gran revancha en el fútbol argentino: luego de su intempestiva salida de Independiente el año pasado desembarcó en Lanús para ganar su primer título como entrenador en Argentina.

"Le agradezco mucho a toda la gente de Lanús. Todo esto es para ellos. Es el momento más feliz de mi carrera como técnico", fueron las palabras del joven entrenador de 44 años, que llevó a la gloria al “Granate” a nivel local, por segunda vez en su historia.

“El Negro”, como lo habían apodado en su época de jugador había desarrollado su carrera como futbolista fundamentalmente en el exterior, entre Chile y México, con apenas cuatro años en Argentina en clubes chicos como San Miguel (1991-1994) y Deportivo Español (1994-1995).

Sin embargo, como entrenador Almirón consiguió hacerse un nombre y, con experiencias en Defensa y Justicia y Godoy Cruz, pudo demostrar que, más allá de los jugadores que conforman la plantilla, defiende una idea de juego ofensiva que va siempre en busca del triunfo.

Luego de acumular experiencia en estos clubes y en México, en julio de 2014 le llegó su máximo desafío en Independiente, uno de las cinco instituciones más grandes de Argentina.

"Yo soy hincha de este club. Pero también soy un profesional y se me da esta posibilidad, que cayó de sorpresa. Me comprometo a trabajar y a darle una identidad lo más rápido posible para representar a este equipo con tanta historia", habían sido sus palabras en su presentación como técnico.

Sin embargo, en mayo de 2015 se transformó en uno más de la larga lista de entrenadores del “Rojo” que no completaron su proceso y debió abandonar el banquillo con un porcentaje de 55.6 por ciento de los puntos obtenidos: 14 triunfos, 11 empates y 10 derrotas en los 35 partidos disputados.

Almirón y su cuerpo técnico tardaron en asimilar el golpe, ese que genera una gran frustración, pero en diciembre del año pasado le llegó otro gran desafío en Lanús.

"Es un club ordenado y que se maneja de manera muy coherente. Elegí a esta institución porque es una de las más serias de Argentina y acá puedo desarrollar mi trabajo", fue su carta de presentación en 'el Granate'.

Y esa revancha llegó muy rápido porque en apenas seis meses le imprimió su sello a un equipo que revolucionó el fútbol argentino, logró el 80% de sus puntos con 13 triunfos, dos empates y dos derrotas y se alzó con la segunda corona en 101 años de historia.

"Unir a un equipo de buenos jugadores nos permitió alcanzar este gran objetivo. Dirigí cuatro equipos en Argentina, Defensa y Justicia, Godoy Cruz, Independiente y Lanús, pero este título es producto de un proceso", fueron las últimas palabras de Almirón antes de recibir el gran reconocimiento de su plantilla que lo lanzó al aire al grito de "Es el equipo de Almirón".

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!