Horarios

Santiago de Chile, 11 nov (EFE).- El Gobierno de Chile manifestó hoy su apoyo al futbolista venezolano Emilio Rentería, que el pasado fin de semana recibió insultos racistas en un partido del campeonato local, y subrayó que este tipo de incidentes son inaceptables.

El jugador venezolano del San Marcos de Arica fue recibido en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo, por el portavoz del Gobierno, Álvaro Elizalde, y la ministra de Deportes, Natalia Riffo.

"Hemos querido dar una señal. En Chile no podemos tolerar ni el racismo ni la xenofobia. Estamos construyendo una sociedad que debe fundarse en el respeto a la diversidad, en que nos respetemos unos a otros", señaló Elizalde en rueda de prensa.

Los hechos ocurrieron el viernes pasado, en el partido que San Marcos jugó frente al O'Higgins en la ciudad de Rancagua correspondiente a la decimocuarta jornada del torneo de Apertura.

Pocos minutos después del inicio del segundo tiempo, el árbitro paró el juego a instancias del propio Rentería, quien se quejó de los gritos e insultos racistas que estaba recibiendo por parte de un grupo de aficionados del O'Higgins.

El partido estuvo detenido cuatro minutos, mientras los futbolistas locales y la megafonía del estadio pedían a los aficionados que cesaran los cánticos xenófobos contra Rentería.

El portavoz del Gobierno chileno manifestó hoy que hechos como el acaecido el viernes son "inaceptables".

"El deporte debe servir para divertirse, transmitir valores y no para agredirse. Bajo ninguna circunstancia podemos tolerar insultos racistas", señaló Elizalde, que destacó la condena unánime que ha realizado el fútbol chileno, desde la federación hasta los propios jugadores.

Rentería, por su parte, reconoció que le dolieron los insultos -"en esos momentos no se pasa muy bien y pasan muchas cosas por la cabeza"- y expresó su agradecimiento por el apoyo recibido.

El delantero, que está concentrado con la selección de su país para preparar el amistoso que el viernes disputará contra Chile en Talcahuano, aseguró que los chilenos no son racistas y consideró lo sucedido como un episodio aislado.

"Lo único que quiero es que esto no le vuelva a ocurrir esto a otra persona de mi color porque yo creo que todos somos iguales". sostuvo.

La Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile analizará el caso y remitirá los antecedentes al Tribunal de Disciplina de ese organismo para que aplique el castigo correspondiente.

Por ahora se desconoce si el damnificado será O'Higgins o si se conseguirá identificar a los responsables de los insultos.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[