Horarios

Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST
Mar.Dic.15 12:00 AM EST
Mié.Dic.16 12:00 AM EST

Río de Janeiro, 19 nov (EFE).- Una derrota por 0-2 ante el Sport aguó hoy la fiesta que el Palmeiras había organizado para inaugura el estadio Arena Palmeiras, uno de los más modernos de Brasil.

El traspiés en partido de la trigésima quinta y antepenúltima jornada del Campeonato Brasileño enfrió los ánimos de los 32.000 hinchas que agotaron las entradas ofrecidas para la inauguración y dejó al equipo sin los puntos necesarios para garantizar su permanencia en la Primera División.

La posibilidad de descender de nuevo se ha convertido en una pesadilla permanente en la temporada que coincide con la celebración del centenario de fundación.

La derrota hizo que los hinchas despidieran a los jugadores con gritos de "equipo sinvergüenza".

En el partido se sintió la ausencia del creativo chileno Jorge Valdivia, su máxima figura. La derrota quedó establecida a quince minutos del final con goles de Ananías y Patric.

El Sport ascendió al undécimo puesto y el Palmeiras quedó estacionado en el décimo, con 39 puntos, tan sólo tres más que el último de los cuatro equipos que descienden.

El Arena Palmeiras, conocido comercialmente como el Allianz Parque, fue construido en el lugar que era ocupado el Palestra Italia, que fundó la gigantesca colonia italiana en Sao Paulo.

El estadio tiene capacidad para 43.500 espectadores de partidos de fútbol o para 55.000 que asistirán a espectáculos musicales o artísticos. El primero será el 25 de noviembre, un concierto del exbeatle Paul McCartney.

El escenario se levantó en cuatro años y demandó una inversión de 660 millones de reales, unos 264 millones de dólares.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[