Horarios

Adrían ‘Panadero’ Napolitano

MADRID, España.- Cuando la indecencia no tiene otra alternativa que mostrarse disfrazada por haber quedado expuesta sin tapujos, la última salida airosa es ponerle un título con el que todos los máximos imputados queden libres de culpas y cargos. Un aficionado, Adrián Napolitano, alias ‘El Panadero’ , declarado a si mismo hincha radical del club argentino Boca Juniors, ha prestado su nombre para que disparen sobre su humanidad y la sociedad planetaria quede a gusto con respuestas que no son otra cosa que una grisácea manta encubridora del problema real que aqueja al fútbol en Argentina.
 
No hace mucho tiempo atrás, en este mismo mes de mayo, y cuando la justicia de aquel país ordenaba al Club de la ribera porteña readmitir a dos peligrosos barras bravas de Boca a su estadio, escribíamos un artículo sobre nuestra manera de ver la decisión y alertábamos de las posibles consecuencias que de tal determinación podrían surgir.
 
En aquella nota de opinión titulada ‘La Boñiga del Riachuelo’, el dedo acusatorio se dirigía expresamente, aunque entre líneas por aquello del cuidado que debemos tener los medios con las exposiciones demasiado abiertas, hacia las autoridades pertinentes que, quizás, presionadas por los gobernantes de turno de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires, readmitían a los dos ‘jefes’ más controversiales de los barras del conjunto argentino para ocupar su antiguo sitio de batalla en la popular Bombonera xeneise, sobre el mismísimo putrefacto Riachuelo bonaerense.
 
Sin esconder que hoy el actual máximo exponente del Gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, es quien supo ser presidente de Boca Juniors en un pasado no tan lejano, ni descartando las culpabilidades que quienes están por arriba de Macri en el Gobierno Central deberían asumir, nos encontramos a más de una larga semana del horror de los hechos que presenció el mundo entero en el estadio de Boca Juniors, sin que ninguna determinación trascendental se haya tomado, y como esperando que el olvido sea la repugnante y tranquilizadora respuesta a la barbarie cometida.
 
Adrián Napolitano, un traficante de sueños futbolísticos que riman con pasiones desmedidas en búsqueda de un poder dentro de la barra brava de Boca Juniors, ha sido esta vez la excusa apropiada para descargar equívocamente una responsabilidad que no es del ‘Panadero’, sino de quienes verdaderamente amasan el pan en el fútbol de Argentina.
 

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!