Horarios

SAO PAULO, Brasil.- Los abogados del delantero brasileño Adriano Leite Ribeiro, Raphael Mattos y Ary Bergher, afirmaron que la denuncia realizada la víspera por la Fiscalía contra el jugador, por tráfico de drogas y asociación al tráfico de drogas, carece de "cualquier respaldo legal".

"La denuncia ofrecida por el Ministerio Público (Fiscalía) no encuentra cualquier respaldo legal/probatorio en la investigación policial. Lo cierto es que el señor Adriano no fue acusado en la mencionada investigación, por lo que hay un claro exceso acusatorio", sostuvieron los abogados Mattos y Bergher en un comunicado.

Según informó el canal ESPN la víspera, el Ministerio Público basó su denuncia en una investigación de la policía que señala que Adriano, en negociaciones con el Le Havre francés para retornar al fútbol, compró una moto de alto cilindraje para un traficante de drogas de la barriada pobre de Vila Cruzeiro, en Río de Janeiro, donde el jugador creció.

La moto, comprada en 2008, fue registrada a nombre de la madre del traficante Paulo Rogério de Souza Paz, conocido como 'Mica', y quien en la época "autorizaba o no la entrada y salida de personas y la realización de eventos en la región", dominada entonces por la organización criminal brasileña Comando Vermelho (Rojo). Para la Fiscalía, el exdelantero del Flamengo y un amigo suyo "libre y conscientemente, al colaborar para la actividad de tráfico de narcóticos, se asociaron a los traficantes en actividad en Vila Cruzeiro, con la finalidad de facilitar el tráfico ilícito de drogas y las actividades afines".

De acuerdo con la defensa de Adriano, el futbolista fue una víctima, ya que la moto en cuestión, que era de su propiedad, fue vendida por una tercera persona "sin su autorización o consentimiento y con el uso de una firma falsificada".

"El hecho incluso fue registrado por él mismo en la delegación de policía y presentado a las autoridades competentes", subrayaron los abogados Mattos y Bergher.

En la denuncia, la Fiscalía no vio necesaria la prisión de Adriano, pero pidió la confiscación de su pasaporte debido a que el jugador "es una persona con elevados recursos financieros" y podría darse a la fuga.

En este sentido, los abogados del jugador consideran que "se trata de un pedido irrazonable, sin cualquier fundamento idóneo y que busca violar su derecho constitucional al trabajo".

"La defensa confía en la Justicia, de forma que creemos que esta acusación será rechazada de pleno", concluye la nota.

El exdelantero del Roma y del Inter de Milán, que en sus mejores tiempos fue conocido como 'Emperador', vistió la camiseta del Atlético Paranaense durante los primeros meses del año, después de haber pasado dos años sin jugar, aunque acabó rescindiendo el contrato después de que el equipo fuese eliminado de la Copa Libertadores.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!
 
[