El futbolista del Galaxy comandaría a la renovada generación de la Selección Mexicana que llegaría a la próxima Copa del Mundo.