La Selección Mexicana femenina deberá enfrentar un milagro por un boleto a los Juegos Olímpicos, pero parece misión “imposible”.