Las lesiones atacan otra vez a México y la nueva víctima es clave en la defensa.