Así fue la fiesta que se vivió en el Memorial Coliseum, previo al partido amistoso entre Mexico y Croacia, donde el orgullo, la convivencia, el amor y la belleza fueron los principales ingredientes.