En la última recta de la Premier League y ahora con el Tri, no se quita la venda del brazo. No se ha querido operar y no ha parado de marcar.