El delantero del Wolverhampton se aferra a la titularidad de la selección Mexicana, mientras Javier Hernández brilla por su ausencia.