A pesar de vencer 2-0 a los trinitarios, la Selección Mexicana pende de un hilo a causa de nueva cuenta del grito homofóbico.