La baja de Lozano es uno de los últimos percances para Martino, quien puede tener un dilema con un extremo y pocas alternativas.