La Selección Mexicana no ha encontrado la mejor de sus versiones en los torneos internacionales de alto calibre, dejando más dudas que certezas.