Desde 1916 cuando fue creada la Copa América la verdadera rivalidad en CONMEBOL era entre Argentina y Uruguay; Brasil apareció con poder en 1950.