Opinión

Horarios

Opinión

Opinión

La irrupción de agentes en negociaciones al servicio de sus propias carteras no ha hecho más que disparar el demérito del deporte.

No corresponde hacer un vaticinio sobre quién saldrá campeón esta noche del Wanda Metropolitano de Madrid.

La detención de supuestos oportunistas delata al fútbol español estos días.

Las Policía Nacional puso en marcha una operación para buscar a los verdaderos culpables del amaño de partidos en el fútbol español.

La Champions League pasó así a ser la niña mimada del firmamento, y con gusto nos sumamos a esa grada que espera.

El desinterés es el que echa a rodar el balón en la gran mayoría de ligas de Europa y aleja la esperanza de disfrutar del fútbol.

Una tan imaginaria como real espada pende sobre la cabeza de Zidane si los resultados no acompañan a la recuperación futbolística.

Esta noche hay más, en Old Trafford y en el Ámsterdam Arena, el Barça y la Juve se juegan poner pie y medio en las semifinales.

Si quien debe asumir la responsabilidad de tirar del carro es un juvenil de apenas 18 años... ¡Apaga y vámonos!

Se multiplicaron los motivos para esa tertulia en los estadios, en los bares y en cualquier sitio donde haya aficionados al fútbol.