El presidente de la UFC criticó que el réferi Dan Mirgliotta declarara la pelea como un nocaut ante el enojo del excampeón.