Horarios

Meneó un poco la cintura, pero dejó mucho que desear. Las libras ya no le acompañan el ritmo.