El delantero del Leicester City meditó su retiro en el verano de 2013 para irse a trabajar como representante de discotecas en España.