El jugador del Atlético de Madrid revela una insólita historia que ha mantenido en secreto durante dos años desde que le golpearon un riñón.