Para el presidente de la UFC, el anuncio del luchador le cayó de sorpresa tras la noche del combate.