El peleador de Muay thai, dejó de tomar agua cuatro días antes de la pelea y se metió en un sauna con ropa pesada. No llegó al ring.