Horarios

La gente no paraba de pedirle selfies hasta que llegó la policía. ¡Y no precisamenente para tomarse una foto con él!