El austríaco del Bora, un completamente desconocido, sorprende al mundo entero al ganar la primera etapa del Centenario Giro de Italia.