Georgina Rodríguez no soportó más el acoso de los medios y los paparazis, pero tal parece que ahora tiene un mejor plan y seguirá los pasos de Irina Shayk.