Nunca vieron algo igual y lo quieren utilizar para investigaciones científicas. ¿Revolucionará la medicina como ya lo hizo con el fútbol?